Bendito el fruto de tu vientre... ¿Y si no lo es?... (Boris Muñoz)

Hablar de aborto en Chile es demasiado complicado aún, más para alguien como yo que apoya la idea de dar libertad e igualdad legal y de facto en la materia. Hablar de aborto en Chile es –para el sector político y social que lamentablemente es el económicamente dominante en Chile- hablar de DELINCUENTES INESCRUPULOSAS QUE ASESINAN A OTRA “PERSONA” DESVALIDA.

En Chile, una mujer embarazada (¿Qué extraño que aún los que “aman la vida” –más que otros según ellos mismos- lo traten también como algo “embarazoso” no?... Ironía pura.), está condenada a tener el producto de la concepción aún cuando no lo desee. Indico “condenada”, porque, aún cuando para otras personas, la misma situación pueda resultar valorativamente diversa (felicidad, esperanza, etc.), para algunas es aquello, simplemente un peso… ¿ Y ?...

¿Debemos castigar a una mujer que no desea llevar a término el producto de la concepción que según la medicina es totalmente inviable como persona?, ¿o que la pone en riesgo vital?, ¿o qué no podrá solventar sus gastos de futuro hijo como ella quisiera?, ¿o que simplemente no desea ser madre en sus circunstancias personales?...

En Chile, a miles de mujeres efectivamente se les condena de facto por no poder pagar al médico particular que cobra entre $300.000 y $600.000 en una clínica privada para ingresarla con una “apendicitis” (u otra patología que ingeniosamente se le ocurra) a mitad de noche, como lo hacen las “DELINCUENTES PERVERSAS DE LOS SECTORES MÁS ACOMODADOS DEL PAÍS, para las cuales esta suma es anecdótica, pero para la gran mayoría totalmente inaccesible, por lo cual deben recurrir a aborteras (os), productos químicos, etc.

El peso moral que tanto se les atribuye a las mujeres que han abortado, seguirá siendo tal mientras se les trate como delincuentes, lo que cambia sustancialmente cuando se les comprende como sociedad-familia.

Aborto no significa muerte para el producto de la concepción, sino que vida para aquella mujer que decide en esos momentos sumamente difíciles por los cuales transcurre su pensar y vivir. No es que apoye el aborto (ojalá nadie tuviese que recurrir a él), pero lo valoro como alternativa para aquellos que creemos que es algo válido en las circunstancias que cada mujer (o pareja si es posible) crea pertinentes. Los que opinen distinto que no lo hagan.

“Métodos anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir”. Con este lema, se realizó en Argentina elDía por el derecho del aborto de las mujeres de América Latina y el Caribe” (28 de Septiembre). Lo malo, es que el sector conservador en Chile no desea ni lo uno ni lo otro… Por ellos sólo tuviésemos relaciones para procrear (parte de ellos ni siquiera las tienen, por lo que nunca pasarán por esto) y con la persona amada para toda la vida…

Lo cierto que ese mundo de fantasía sólo existe para algunos, de los cuales no me preocupo porque casi siempre les sonríe la vida. Mi interés es por el Chile que muere desangrado en los hospitales públicos (si alcanzan a llegar) y se les condena como delincuentes, por no tener el dinero (e igualdad de oportunidades) que si tienen aquellos.

Los abortos seguirán ocurriendo, no seamos hipócritas.


Boris A. Muñoz Alcatruz (22)
Estudiante de Derecho UdeC

Coord.
Proceso Org. Comunitaria, Área Campamentos

3 comentarios:

  Anónimo

lunes, diciembre 18, 2006 1:24:00 a.m.

Soy partidaria de legalizar el aborto;como bien se desprende de tu artículo y en conclusión, porque no podemos negarnos a una realidad patente y mas importante aún, por motivos de justicia.

Pero, evaluemos nuestra conciencia, tu hiciste un llamado a dejar la hipocresia;si bien muchos abortos son motivados por razones tales como:vulnerabilidad económica,producto de violación etc..etc....¿cuantos son motivados por cobardía?, hablo de tener a la mano el mínimo de posiblidades, quisas no asegurarle la felicidad eterna, ni garantizar el no sufrimiento a tú futuro hijo, después de todo, ¿quién puede?, ¿tú puedes?, ni aun con la situación económica mas acomodada del mundo...yo te interpelo , apoyarías el aborto de tu pareja, lo incitarías....¿por justicia?...o
¿por cobardía-egoismo?....

  Pato Alfaro

viernes, diciembre 22, 2006 8:20:00 p.m.

Estoy encontra de legalizar el aborto, por la razón que va en contra de uno de los valores fundamentales de las sociedaes que es la vida.
En tu discurso no se entendía bien si tu postura era a favor del aborto por una razón de igualar las posibilidades de ricos y pobres o si era por un razonamiento valórico, porque de eso trata esta discución.
Lo que se deviera discutir es si como sociedad queremos cambiar unos de nuestros valores fundamentales que es la vida y su protección por el valor de el bienestar(al cual se alude finalmente).
Sabemos que chile es un país injusto, entonces luchemos por la justicia social(creo que tu lo haces), y si ocurren abortos es por falta de fiscalización(tanto para ricos como para pobres).
Sobre el uso de anticonceptivos para evitar el aborto, creo que se deven usar como método para la no concepción y en ese punto concuerdo contigo.
Termino diciendo que no confundamos las desigualdades que existen y que a algunos nos gustaría cambiar, con un tema de concepción humana como es la vida.

  Anónimo

miércoles, diciembre 27, 2006 1:11:00 a.m.

resulta extraño encontrar a alguien que exprese abiertamente lo que piensa al respecto, y q no se escude detras de esa postura ilusa e idealista del derecho a la vida, la cual rapidamente se hecha en el bolsillo al estar frente a la situacion. Obviamente que un embarazo, cuando ocurre en las condiciones adecuadas y en el momento correcto, es el hecho mas hermoso y deceado por toda mujer, pero cuando no es asi, no considero justo que esa mujer deba renunciar a su propia vida, sus sueños y volcarse 100% a ese nuevo ser. Yo, al igual que tu, considero el aborto como una posibilidad, una posibilidad que ciertamente debe estar disponible para toda mujer en dicha circunstancia. Nuestra sociedad actual condena a la mujer por el solo hecho de llegar a considerar la opcion, y olvida lo q ocurre si es que llega a comentarselo a alguien mas... sin lugar a duda es una de las experiencias mas duras que se puedan experimentar y el hecho de hacerlas sentir como criminales no lo hace mas facil...