El fenómeno "Lost"

¿Qué hace que la serie sea todo un fenómeno?

¿Por qué nos identificamos de una u otra forma con esos “perdidos” en medio del bosque y de las aguas?

En primer lugar hay algo más allá, en las sombras… que llena cada escena de suspenso. Además, en cada uno de ellos hay una historia personal, única, la mayoría de las veces llena de dolor, que se va develando poco a poco. En la medida que estos desconocidos trabajan juntos, van creando vínculos de confianza que les permitirán avanzar unidos tras un profundo y a la vez simple deseo: sobrevivir.

Si bien la amenaza inicial parecen ser ellos mismos, desde el compartir y el reconocerse, dicha amenaza se traslada paulatinamente al exterior: hacia una fuerza desconocida o bien hacia aquellos que ellos suelen llamar “los otros”.

También en el Chile de hoy nos sentimos amenazados. Día a día nos mostramos los dientes, tratando de que nadie se interponga en nuestro camino. Vemos al que va a nuestro lado como un potencial “rival”, que puede atentar contra nuestros intereses. ¿Cuán cierto es esto en dimensiones tan disímiles como la política, el mundo empresarial, la vida universitaria o en nuestras propias relaciones de amistad y/o familiares?

¿Seguiremos educando en Chile para la cooperación o lo haremos para la competencia despiadada y sin tregua?

Independiente de las miles de explicaciones e interpretaciones que podamos sacar de la serie, esa simple premisa se transforma en un tremendo desafío para nosotros.

Si quieres leer completa ésta columna de opinión, visita:
www.lasegunda.com/ediciononline/especiales/zonaopinion/cuevas/8/index.asp

3 comentarios:

  Víctor Miranda.

miércoles, noviembre 08, 2006 3:13:00 p.m.

Al leer este articulo se me vino a la mente la siguiente reflexión:
En cuanto a la competencia, creo que en la sociedad ,especialmente en Chile, se tiene una definición errada de ella, ya que se entiende como superarme para ganarle al otro y no para ser alguien mejor. Y peor que esto es que en el afán de que nadie sea mejor que yo, saboteamos toda intención de superación de los demás, usando la burla y otros medios sutiles. Generando desconfianza e individualidad.

  Boris Muñoz Alcatruz

jueves, noviembre 09, 2006 12:43:00 p.m.

Creo que el punto no es la competencia -nadie podría criticar el hecho de que correr 100 mts. planos sea nocivo para la humanidad, ni mucho menos que para no competir debieran correr solos y no contra otros- sino que lo negativo es el individualismo y el deseo de lograr éxito a toda costa (propio del sistema económico de libre mercado)...
la ambición humana y el sentido de superación junto a otros sentimientos que nos han llevado a un grado de evolución superior a otros seres vivos, se vuelven inicuos cuando son movidos por intenciones individualistas, que fácilmente nos pueden llevar a una involución total o inclusive a la autodestrucción...
"el hombre es un lobo para el hombre"....
o no???

  Cristian Torres F.

jueves, noviembre 09, 2006 4:30:00 p.m.

La competencia busca ver quienes son los "mejores" o los "peores" en algo, y se utiliza para la distribución de recursos. El punto es, si tu no eliges que habilidades vas a tener, es justo que se defina los recursos que vas a tener?...Yo creo que no, por que nadie decidio si iba a ser bueno para lo uno o lo otro.